20-Vertical y lateral de la S.E.B.

 

 

Desplazamiento o Tensión vertical, superior e inferior (vertical strain). 

Este patrón es de mayor importancia clínica que los anteriores (flexión, extensión, latero-flexión y torsión) y similar al de tensión lateral. Suele producirse a causa de algún traumatismo durante el nacimiento o golpes directos sobre la cabeza. Eles de movimiento: (1 y 2) dos ejes transversales como en la flexión extensión. Uno de ellos atraviesa al esfenoides por la porción anterior de la silla turca y el otro atraviesa el agujero magno a la altura de la apófisis yugular. Se le da este nombre a la disfunción por el desplazamiento superior o inferior del cuerpo del esfenoides en su encuentro con el occipital a través de la sincondrosis. Ante una tensión importante que recaiga sobre la SEB, normalmente de forma traumática, es posible que se genere un desplazamiento superior o inferior real entre el esfenoides y el occipital, sin que se origine un componente de rotación. En tensión vertical esfenoides superior  se suele notar que: el esfenoides está en ligera flexión, y el occipital en ligera extensión. La frente plana y ancha y el occipital estrecho y ascendido, los ojos prominentes, las orejas están pegadas y el maxilar inferior estrecho y alargado. Con el esfenoides inferior  se suele notar que: el esfenoides está en ligera extensión y el occipital en ligera flexión. La frente es alta y estrecha y el occipital bajo y ancho, los ojos hundidos, las orejas están despegadas y el maxilar inferior ancho y corto. Posibles síntomas clínicos: fuertes dolores de cabeza, trastornos visuales, dis-funciones endocrinas y masticatorias, depresión y estados esquizoides, sinusitis y alergias en la tensión inferior y problemas auditivos en el superior Gravedad de la disfunción: (del 1 al 5): 3

Para testar la tensión vertical: se puede realizar de dos formas diferentes: -Estabilizar el occipital y movilizar el esfenoides. -Movilizar los dos a la vez. Para testar la tensión vertical superior: (1,3 y 5) se induce un suave movimiento sobre las alas del esfenoides en sentido antero inferior (flexión), y sobre la escama del occipital en sentido superior (extensión). Esto produce que la porción posterior del cuerpo del esfenoides ascienda y la porción anterior del occipital descienda. Desde la posición esfeno-occipital (5), los dedos medio e índice se colocan sobre las alas mayores del esfenoides y van hacia delante y hacia abajo (flexión). Los dedos meñique e índice de la otra mano se sitúan sobre la escama del occipital y se desplazan hacia atrás y hacia arriba (extensión). Para testar la tensión vertical inferior, lo contrario.

 

 

 

Extraído del libro: Guía visual de la terapia craneosacral