Blue Flower

19-Las suturas craneales

En anatomía antigua se creía que la fusión del cráneo al llegar al ser adulto era inevitable. Se creía que las suturas craneales se soldaban con el paso del tiempo y que en el cráneo no existía movimiento alguno y se convertía en un armazón o casco rígido.

Hoy en día con los últimos estudios anatómicos con microscopios digitales y en seres vivos sabemos a ciencia cierta que todos los cráneos sanos pulsan y tienen un movimiento respiratorio primario.

Las suturas son las articulaciones que unen los huesos del cráneo, catalogadas como articulaciones fibrosas.

Hay varias clases diferentes de suturas, que están diseñadas para permitir y dirigir tipos diferentes de movimiento entre huesos craneales enfrentados. Las suturas contienen expansiones de la dura madre, así como otros tejidos conjuntivos, como las fibras de Sharpey.

Los estudios anatómicos e histólogos de las suturas, muestran que la dirección de las fibras no es arbitraria ni aleatoria, sino que es específica a cada sutura. Las suturas contienen vasos sanguíneos con sus correspondientes nervios para el control vasomotor. También se encuentran dentro de las suturas terminaciones nerviosas libres con fibras amielínicas C, lo cual sugiere la posibilidad de percepción y transmisión de dolor a ese nivel.

El estudio actual de las suturas craneales demuestra que están hechas verdaderamente para el movimiento.

Tenemos tres tipos de suturas:

Suturas serradas: tienen un borde en forma de sierra, con sus dientes ligeramente separados y acabados ligeramente en punta. Esta configuración permite la apertura y cierre de la sutura. Este es el caso de la sutura sagital.

Suturas denticulares: son similares a las serradas, pero sus dientes tienen una forma de cola de paloma, lo que le permite un cierre más efectivo. Tienen una forma de encajar sus dientes unos con otros de manera que se ensanchan sus dientes en sus extremos, lo que cierra más eficazmente unas con otras. La lambdoidea es una sutura denticular.

Suturas escamosas: que son huesos superpuestos, como en el caso del temporal y el parietal. Los huesos de esta sutura se superponen unos con otros, se solapan.

 

Aquí tenemos la descripción y nombre de las suturas craneales.

Sutura armónica: articulación fibrosa que representa una sutura falsa y mediante la cual los márgenes desiguales y contiguos de determinados huesos del cráneo, como los maxilares, establecen conexión

Sutura bifrontal: líneas dentadas de fusión entre los huesos frontal y parietal del cráneo.

Sutura biparietal: líneas dentadas de fusión entre los dos huesos parietales del cráneo.

Sutura coronal: línea de articulación entre el hueso frontal y los dos parietales. También se denomina sutura coronaria

Sutura dentada: articulación fibrosa inmóvil, que representa un tipo de sutura verdadera y en la cual se entrelazan las prolongaciones dentadas del borde de los huesos adyacentes del cráneo.

Sutura escamosa: articulación ósea entre el hueso temporal y el hueso parietal

Sutura esfenoescamosa: línea de articulación entre el hueso temporal y el ala mayor del esfenoides

Sutura esfenofrontal: sutura anatómica entre los huesos esfenoides y frontal

Sutura esfenoparietal: sutura entre el ala mayor del esfenoides y el parietal

Sutura esfenozigomática: línea de articulación entre el hueso zigomático y el esfenoides

Sutura falsa: articulación fibrosa inmóvil en la que la conexión entre algunos huesos del cráneo está constituida por unas superficies articulares groseras. La sutura armónica y la sutura escamosa son dos tipos de suturas falsas.

Sutura lamboidea: línea de articulación entre los huesos parietales y la escama del occipital

Sutura metópica: sutura inconstante entre los dos hemisferios del hueso frontal. También se denomina sutura frontal

Sutura nasomaxilar: sutura entre el maxilar y el nasal

Sutura occipitomastoidea: sutura entre el occipital y la apófisis mastoides

Sutura occipitoparietal: sutura entre el occipital y los dos parietales. También se denomina sutura lamboidea

Sutura palatina media: sutura ósea en la línea media de la bóveda palatina entre los maxilares y los palatinos homolaterales

Sutura parietomastoidea: línea de articulación entre el parietal y la apófisis mastoides

Sutura sagital: sutura en la línea media de la bóveda del cráneo, entre los dos parietales

Sutura zigomáticofrontal: sutura entre el hueso frontal y el zigomático. También se denomina sutura frontozigomática

 

 VISTA FRONTAL DEL CRANEO

Veamos el nombre y la localización de estas suturas.

1-  Coronal: conecta el frontal con los dos parietales, con el temporal y el esfenoides.

2-  Escamosa: conecta el temporal con el parietal y el occipital. Es la sutura más antigua que nos viene del legado animal. Viene a ser lo que queda de las agallas en los peces. Recordemos que se encuentra en un medio acuático que da el equilibrio hidrodinámico y se encuentra en la zona del oído.

3-  Occipital: conecta con el parietal y con otros. Es la intersección de suturas más importante.

4-  Occipito-mastoideo: conecta el occipital con el mastoideo.

5-   Parietal-Temporal: conecta el parietal con el temporal.

 

EJERCICIO DE PALPACION DE LAS SUTURAS

Podemos observar que todos los huesos del cráneo se mueven, los parietales se elevan y se separan, los temporales rotan y se separan, el occipital sube y baja bajo su eje esfeno-basilar, el frontal se eleva y desciende, el vómer baja, los palatinos se abren, el esfenoides baja y sube, etc.

Suturas craneales

Vamos a hacer un recorrido con nuestras manos por las suturas craneales, además podemos hacer un poco de presión y mediante nuestra atención y concentración podemos enviar energía a nuestros dedos y a las suturas.

Como puntos más importantes por la congruencia de suturas nombraremos a la zona Bregma, al punto Pterión y a la zona Lambda. Estos puntos son de especial atención y cuidado por nuestra parte, tendremos que masajear y liberar las suturas de estas zonas.

Empecemos por el nasión.

Palpamos la depresión existente en la base de la nariz y entre las órbitas oculares. Es la unión de los dos huesos nasales con el hueso frontal y se denomina nasión.

Avanzamos lateralmente sobre el borde superior de la órbita, yendo hacia fuera y hacia abajo, hasta la porción superior externa. Aquí percibimos la sutura zigomático-frontal.

Continuamos hacia abajo a lo largo de la cara lateral de la órbita y al comenzar a desplazarse hacia dentro, sentiremos la sutura zigomático-maxilar.

Seguimos hacia dentro, a lo largo de la cara inferior de la órbita y hacia arriba por su cara interna. Palpamos la sutura nasomaxilar y prontomaxilar.

Volvemos al nasión y nos movemos hacia arriba entre las dos escotaduras supraorbitarias del hueso frontal, cuya línea media es un punto llamado glabela. Desde aquí seguimos hacia arriba a lo largo de la línea media y palpamos los restos de la sutura metópica, la cual se puede apreciar como una depresión o como una cresta.

Subiendo hacia el vértex por la línea media nos encontramos en una depresión que representa la unión de las suturas coronarias y la sutura sagital. Este punto se llama bregma o fontanela bregmática. Desde aquí y hacia la derecha y la izquierda está la sutura coronaria.

Desde bregma, nos desplazamos hacia detrás por la línea media y palpamos la sutura sagital. Moviendo los dedos de un lado a otro podemos palpar el contorno dentado de la sutura.

Comenzando de nuevo en el bregma, palpamos bilateralmente a lo largo de la sutura coronaria, sintiendo la unión del frontal y del parietal en ambos lados. En el extremo inferior de la sutura coronaria, encontramos la unión del esfenoides, del frontal, del parietal y del temporal. Esta zona de unión se llama pterión. La cara inferior de esta unión es la punta palpable del ala mayor del esfenoides, de gran utilidad para el tratamiento cráneo-sacro.

Desde el pterión seguimos la línea de la sutura hacia detrás a lo largo de la unión del parietal con la escama del temporal. Esta sutura discurre circularmente por encima del oído y termina justo detrás de este.

Desde esta sutura nos vamos recto hacia detrás, justo al final existe una pequeña sutura entre la unión del parietal, la porción mastoides del temporal y el occipital. A este punto se le llama asterión.

Desde el asterión nos vamos hacia abajo, a lo largo de la cara posterior de la apófisis mastoides, siguiendo la sutura Occipito-mastoidea. La parte inferior de esta sutura se pierde bajo las partes blandas correspondientes a las inserciones de la musculatura cervical.

Desde el asterión y a cada lado, sobre todo hacia arriba, yendo a la parte media del cráneo nos encontramos con la sutura lambdoidea. Esta sutura separa ambos huesos parietales del occipital. En el punto medio donde la sutura lambdoidea se encuentra con la sutura sagital, aparece el punto llamado lambda.

El osteópata craneal a través de su fuerza y mecanismos de palanca moviliza estas suturas para restablecer el equilibrio. Por el contrario, el terapeuta cráneo sacral lleva, mediante su intención, lleva y transporta el líquido cefalorraquídeo, a distintas partes del cuerpo. Mediante esta técnica sutil se restablecerá el equilibrio de las membranas y moverá las suturas, restableciendo la presión hidrodinámica