Mascarilla en época del coronavirus

¿Es la mascarilla efectiva como medida de protección?

 Seguro que habéis escuchado en los medios de comunicación que el uso de las mascarillas reduce mucho las probabilidades de contagio, sobretodo de contagiar nosotros a terceras personas, pero... ¿es esto cierto?
 Comencemos hablando de tamaños. Este virus, como cualquier otro, mide aproximadamente 10 nanómetros. Sabiendo esto, ahora deberíamos preguntarnos cuánto miden los poros de las mascarillas que utilizamos, para saber realmente si tiene efectividad de retener el virus de que salga o entre por dichos poros. Bien, el tamaño de los poros es de aproximadamente de 2.000 nanómetros, lo que nos indica que el virus se mueve con la libertad de una mosca, la cual se encuentra las ventanas abiertas de tu casa.
 En el caso de que estés realmente contagiado, solo se evitaría no contagiar a otra persona del virus que se encuentra suspendido en el interior de las gotitas de saliva. Sin embargo, no protegerá del virus fuera de estas gotitas, que son una cantidad casi infinita, miles de millones por cada metro cuadrado.

¿Cuándo usar mascarilla y cómo usarla?

  • Si está usted sano, solo necesita llevar mascarilla si atiende a alguien en quien se sospeche la infección por el 2019-nCoV.
  • Lleve también mascarilla si tiene tos o estornudos.
  • Las mascarillas solo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón.
  • Si necesita llevar una mascarilla, aprenda a usarla y eliminarla correctamente.
  • Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.
  • Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso.
  • Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
 
¿Puede ser perjudicial el uso de la mascarilla?
 
   Partiendo de la base de que vivimos porque respiramos y respiramos para que nuestro cuerpo absorba el oxígeno presente en el aire, podemos deducir que si es perjudicial. El oxígeno nutre a trillones de células y está implicado prácticamente en todas y cada una de las reacciones bioquímicas que tienen lugar en nuestro cuerpo. Al ponernos la mascarilla estamos disminuyendo considerablemente la entrada de oxígeno en nuestro organismo provocando, a corto plazo, el detrimento celular. Por ejemplo, bajando el nivel de hemoglobina en sangre, debilitando así nuestro sistema inmunológico.
 
   Al ponernos una mascarilla, no damos salida a nuestras propias secreciones de múltiples patógenos en el ambiente y estamos retroalimentando todo tipo de infecciones víricas que, con la mascarilla, no podemos expulsar. Si a esto le sumamos que cuando respiramos emitimos vapor y con este vapor mojamos la mascarilla, en esta zona mojada creamos un cultivo agradable para virus, bacterias, hongos y parásitos que están en el aire y que se pegan a nuestra mascarilla. Por lo tanto estamos respirando todos estos bichitos que se encuentran a un milímetro de nuestra nariz y boca. Esto también lo que hace es esparcir mucho más el virus al tocar la mascarilla con la mano.
 
   Exhalamos dióxido de carbono, por lo que al utilizar la mascarilla lo que estaremos inhalando será este CO2. Esto tiene como consecuencias inmediatas mareos, náuseas, aturdimiento y desmayos. Por el uso prolongado esto puede causar hipoxia, hipercapnia y la muerte.
 
¿Qué pasa al hacer deporte con la mascarilla puesta?
 
   Cualquier actividad física o aeróbica implica en nuestro organismo una mayor demanda de oxígeno, por lo que si hacemos deporte con una mascarilla puesta corremos un gran riesgo de sufrir algún mal hábito respiratorio, alguna patología e incluso la muerte. En China, ya son dos los casos de niños que han muerto por correr en clase de educación física, con la mascarilla puesta. También hay riesgo que aumentar la presión sobre el corazón y los pulmones, aparte de que se produzca un neumotórax.
 
¿Qué les pasa a los pacientes de patologías previas con el uso de la mascarilla?
 
   Aquí os presento una pequeña lista:
 
   - Un enfermo cardíaco puede tener alteración de su ritmo cardíaco y su oxigenación es menor.
 
   - Un enfermo con enfisema pulmonar se altera al caminar porque el intercambio gaseoso de oxígeno y CO2 está perturbado.
 
   - Un asmático siente dificultad al respirar.
 
   - Una persona con cáncer no puede recuperarse correctamente con el aire libre y la oxigenación que ese aire le produce en sus células.
 
   - Una persona con ansiedad puede tener un agravamiento de su enfermedad por sensación de asfixia y falta de libertad.
 
   - A una persona con claustrofobia se le agrava al sentirse aprisionado en medio de esa respiración, con un muro que le bloqueé el intercambio gaseoso correcto.
 
Por todo lo descrito con anterioridad podemos deducir que es bastante peor el remedio que la enfermedad, entonces...
 
¿Por qué nos hacen llevar mascarilla?
 
   El uso de la mascarilla se ha implantado a los esclavos a lo largo de la historia por diversos motivos. El primero sería la cosificación del ser humano, ya que esto es vital para que se dé el Efecto Lucifer en la autoridad. Otro es el simbolismo de que tú opinión no importa, simbólicamente están callando tu libertad de expresión. También estaría el efecto psicológico negativo que tiene en ti el sentirte cautivo debido a su uso, y la lista tiene un largo etcétera. 
 
   Es una forma de sumisión pero también es una forma de manteneros separados. Es muy complicado establecer una conexión con una persona cuando no estás percibiendo su expresión facial, y este distanciamiento entre nosotros facilita nuestro control. Divide y vencerás.
 
 Álvaro Miller Núñez
  1. No uso mascarilla cuando salgo al exterior, porque facilita la reproducción de bacterias, porque respirar el aire que exhalo es malo, nocivo para nuestra salud.
    La uso cuando me condicionan la entrada a un lugar dejando la nariz y casi la boca al aire y eso sí que me incomoda, más lo respeto.

  2. No uso guantes, porque puedo darme cuenta de que debería cambiar los guantes cada vez que toque algo, de lo contrario es sólo contaminación cruzada con los mismos guantes.

  3. 3. Mantengo distancias sociales porque respeto el espacio personal de los demás, pero no porque tengo miedo de mis conciudadanos o vecinos. De hecho, con AMOR abrazaría a alguien ahora mismo en público si fuera un sentimiento mutuo. Abrazar genera endorfinas que levantan el estado de ánimo y alivia el estrés. Hemos experimentado suficiente estrés durante este período.

  4. 4. Me niego ponerme la vacuna porque ya investigué y no me convence ningún argumento de los que he leído. Nadie debería condicionarme. Ni el gobierno ni la OMS me obligarán a meterme algo en el cuerpo.

  5. 5. Sé que seguramente la prueba de C0V1D-I9 saldría positiva si tuviese síntomas de resfriado para agregar, aumentar al número de "nuevos casos" acrecentando el pánico con el que algunas empresas farmacéuticas se ven favorecidas.

  6. 6. Me lavo las manos con jabón y agua porque... eso es lo que siempre he hecho, es una norma de higiene elemental.

  7. 7. Viviré libre de miedo porque asi lo elijo y asi seguiré ahora. Te dijeron confínate, quédate en casa, no te oxigenes al salir de ella (uso de tapabocas), en lugar de fortalecer tu sistema inmunológico, tener contacto con la naturaleza que es la que nos sana
    Así que haré lo que mi propia consciencia dicta sin alterarme por las mentiras y el pánico que algunos necesitan alimentar para adoctrinarnos.

  8. 8. Apagar las noticias (si no lo hiciste) y comenzar la investigación independiente (si aún no lo hiciste, estás tardando), esa que te dicen sistemáticamente que no es fiable y contradice los mandatos de la OMS. El ciberpatrullaje está a full, hay una censura como jamás la hemos vivido antes, y se está convirtiendo en la "nueva normalidad".
    Descubrirás mucho y te darás cuenta de que te han mentido y manipulado. Hay que vincular todo lo que se va comprendiendo, para entender cómo es la agenda y sus fases.

  9. 9. Es más difícil hacer esfuerzos de pensamiento crítico para formar tu propia visión, tu propia percepción -que ira modificándose a medida que vas conectándola con más piezas-, para ser el experto en dudar y cuestionar a los que se erigen como únicos expertos, el MINISTERIO DE LA VERDAD, para creer, replicar, obedecer, desear y pedir lo que ese poder quiere y creamos que es nuestra propia elección. Eso nadie lo puede hacer por ti.

  10. 10. Si estás viendo el mundo bajo la óptica de izquierdas y derechas, estás cristalizado en las ideologías. El poder oculto no tiene ideología. Se vale de cada bando para hacer como que se enfrentan (y de hecho, lo hacen bastante bien visto lo visto, cómo reacciona la masa y la distraen).

  11. 11. Es mucho más que una crisis sanitaria con su consecuente crisis económica y política... son las nuevas guerras. Es la mutación del sistema global. Para ello es que nos necesitan desesperados, en la miseria, con pánico, para robotizarnos (más), deshumanizarnos y que la vida sea algo virtual, carente de virtud y sabiduría.

  12. 12. La sabiduría no es acumular conocimientos, más bien todo lo contrario. Implica desaprender todo lo que nos inocularon para comprenderlo desde nuestro corazón, que es el único sabio.