Blue Flower

40-Músculos

En este capítulo centraremos nuestra atención en los que son los principales movilizadores y estabilizadores del cuerpo, los músculos. Es necesario comprender aquellos aspectos de su estructura, función y disfunción que puedan ayudar a hacer una selección de las intervenciones terapéuticas y a aplicar éstas de manera tan adecuada y efectiva como sea posible.

 El esqueleto proporciona al cuerpo un armazón apropiadamente rígido, con facilidad para moverse en sus uniones y mantenerse prolongadamente, hasta una contracción con toda la fuerza, que puede sostenerse durante períodos muy  breves.

  • Cuando la contracción implica más del 70% de la fuerza disponible, el flujo sanguíneo se reduce y la disponibilidad de oxígeno disminuye.

MÚSCULOS Y APORTE SANGUÍNEO

 La Gray´s anatomy (1975, pág. 483) explica cómo sigue el intrincado aporte sanguíneo en el músculo esquelético:

 El aporte sanguíneo a los músculos proviene de las ramas musculares de las arterias vecinas. En muchos de ellos, las ramas de la arteria principal y el nervio ingresan juntos en un solo paquete, llamado hilio neurovascular. Por lo general, hay arterias subsidiarias, que ingresan por la periferia o cerca de los extremos del músculo. Éstas se ramifican en arterias más pequeñas y arteriolas, que a su vez se ramifican en los tabiques del perimisio. Estos capilares yacen en el endomisio, principalmente en forma paralela a las fibras musculares, si bien presentan frecuentes

  • Triangulares o convergentes, en que un origen amplio finaliza en una fijación estrecha, como en el pectoral mayor.
  • Espirales o enrollados, como en el dorsal ancho o el elevador de la escápula.

FUENTES DE ENERGÍA MUSCULAR

  • Los músculos son los generadores de la fuerza corporal.

 Con el fin de lograr esta función requieren una fuente de potencia, que obtienen de su capacidad de producir energía mecánica a partir de energía ligada químicamente (en forma de adeno sintrifosfato o ATP).

  • Cierto grado de la energía así producida se almacena en los tejidos contráctiles para su uso consecutivo cuando se produce la actividad. La fuerza generada por los músculos esqueléticos se emplea para producir o bien impedir el movimiento, de modo que induzca movilidad o asegure la estabilidad.
  • Las contracciones musculares pueden describirse en relación con lo que se ha denominado un continuo de fuerza, que varía desde un grado de fuerza muy pequeño, capaz de cuadrilateral en banda.

 

COLUMNA VERTEBRAL: LIGAMENTOS Y MÚSCULOS

Para que todas las "piezas" que conforman la columna vertebral estén en su sitio, tenemos ligamentos tendones y músculos, proporcionando cada uno de ellos cierta estabilidad y movimiento en mayor o menor medida.

LIGAMENTOS

 Antes de nada, creo que sería importante tener una breve idea visual y esquemática de lo que vamos a ver más detenidamente y con cierto detalle. A partir de aquí se va a desarrollar todo el contenido.

 Los ligamentos son bandas fuertes, fibrosas con poca elasticidad, pero la suficiente para conferir seguridad y prevenir cualquier movimiento que quede excluido de unos parámetros normales. Pueden llegar a estirarse demasiado y debido a esto pueden surgir diferentes tipos de dolores en la espalda. Como hemos podido ver, hay diferentes tipos de ligamentos a lo largo de toda la columna vertebral y voy a enumerarlos y brevemente detallar sus particularidades.

Ligamento longitudinal anterior: Es continuo, una extensa banda fibrosa que corre a lo largo de la columna vertebral conectando las superficies anteriores de los cuerpos vertebrales lo que limita la extensión del tronco. En su parte superior se une a la base del cráneo y en su parte inferior a la superficie anterior del sacro. Evita el hiperextensión.

 

Ligamento longitudinal posterior: Es continuo, una extensa banda fibrosa que corre a lo largo de la columna vertebral conectando las superficies posteriores de los cuerpos vertebrales limitando la flexión del tronco. Evita la hiperflexión.

 En estos dos ligamentos, la patología clínica más común es la osificación del ligamento longitudinal posterior.

Ligamentos amarillos: Son discontinuos y forman parte de la superficie posterior del canal raquídeo y están a lo largo de la superficie anterior de la lámina de la vértebra superior. Están formados por tejido elástico muy resistente, ya que aguantan la separación de las láminas en la flexión, que es cuando se produce más actividad en estos ligamentos y ayudan en la extensión.

 En procesos degenerativos se pueden hipertrofiar y originar además lo que se conoce como estenosis de canal vertebral.

Ligamento supraespinoso y nucal: Es continuo y discurre desde el vértice de una apófisis espinosa a otra, llamándose en la zona cervical ligamento nucal, caracterizada por tener una estructura triangular situado en el plano sagital. Vemos gráficamente sus uniones al cráneo, apófisis espinosa de la C7 y tubérculo posterior de la C1 y apófisis espinosas de las otras vértebras cervicales.

Ligamentos Interespinosos: Son discontinuos y discurren entre el espacio de las apófisis espinosas de vértebras adyacentes. Se fijan desde la base al vértcie de cada apófisis espinosa y se mezclan con el ligamento supraespinoso posteriormente y con los ligamentos amarillos anteriormente y a cada lado.

Ligamentos Intertransversos: Son discontinuos y discurren entre las apófisis transversas de las vértebras.

MÚSCULOS DEL TRONCO Y CUELLO

 Músculos posteriores del tronco: son los más profundos y tienen sus orígenes e inserciones en la misma columna vertebral. Dentro de este grupo encontramos los siguientes:

1.Intratransverso: son muy prominentes, inexistentes a nivel dorsal y muy potentes en la zona lumbar. Su origen está en la apófisis transversa de una vértebra y la inserción en la apófisis transversa de la siguiente. Como función principal de forma unilateral es la inclinación hacia el mismo lado y de forma bilateral la extensión o hipertensión.

2.Interespinoso: Es un músculo par situado entre dos apófisis espinosas vertebrales y actúan como extensores de la columna vertebral.

3.Transverso espinoso: Discurren desde las apófisis espinosas el ligamento nucal en sentido superior y lateral.

Músculos posteriores del cuello: Son los más profundos y unen directamente el cráneo a las primeras vértebras de la columna cervical. Destacamos los siguientes:

1.Recto posterior menor: Corto, aplanado y triangular y su principal función es ser extensor de la cabeza.

2.Recto pposterior mayor: Se sitúa lateralmente con respecto al recto posterior menor, es triangular y corto. Su principal función es actuar como retador y extensor de la cabeza.

3.Oblicuo menor del cuello: Alargado, grueso y fusiforme permitiendo movimientos de rotación.

4.Oblicuo mayor del cuello: Es corto, aplanado y triangular permitiendo movimientos de inclinación lateral, es decir, sobre el plano frontal.

Músculos con origen en la masa común: Una apeneurosis unida a la parte trasera del sacro y las crestas ilíacas. A medida que asciende se encuentran los siguientes músculos.

1.Dorsal largo: Se extiende desde el cóccix hasta el sacro. Permite de forma unilateral la rotación e inclinación hacia el mismo lado y la extensión e hipertensión de la columna vertebral. Tiene su origen en la parte medial de la fascia lumbosacr, en la cresta del sacro y en los ligamentos sacroilíacos dorsales.

2.Complexo menor: Puede llegar a considerarse parte del dorsal largo y permite de forma unilateral la rotación e inclinación hacia el mismo lado y la extensión e hipertensión de la columna vertebral. Inserción en la apófisis mastoides del hueso temporal con origen en los tubérculos posteriores de las apófisis transversas de las cinco últimas vértebras cervicales y en las dos primeras vértebras dorsales.

3.Transverso del cuello:

4.Sacrolumbar: Tiene una forma cóncava, la cual multiplica el efecto de sus funciones. Permite la rotación, inclinación, extensión e hiperextensión de la columna vertebral. Presenta tres partes lumbar, costal y cervical.

Músculos superficiales: Para que tengamos una idea general en cuanto a su ubicación con respecto unos de otros añado la siguiente imagen aunque posteriormente los comentaré brevemente de manera individual.

 Trapecio: Es un músculo cráneo zonal aunque es en el cráneo donde tiene menos fijaciones. Ocupa el centro de la columna vertebral a ambos lados, desde el cráneo hasta la última vértebra dorsal. Tiene forma triangular de manera individual. Para detallar la función lo dividimos en tres tipos de fibras. Las superiores que se encargan de la elevación y rotación del omóplato, traicionando clavícula y aduciendo el omóplato. Las fibras medias aductores y las fibras inferiores rotación del omóplato, orientando hacia arriba la cavidad glenoidea.

 Dorsal ancho: Es un músculo compuesto por fibras ascendentes, muy largo y además como su propio nombre indica muy ancho. La función sobre el brazo es de abducción, extensión y rotación interna y si tiene los dos extremos fijos nos conduce a la posición de firme.

 Romboides: Constituye el borde vertebral de la escápula excepto en sus dos puntas. El mayor se inserta en las apófisis espinosas de las cuatro o cinco últimas vértebras dorsales mientras que el menor lo hace en las apófisis espinosas de las dos últimas vértebras cervicales. Sus funciones son aductor y rotador y elevador del omoplato

 Serrato menor posterosuperior: Va desde el vértice de las apófisis espinosas de C7 a D3 y los ligamentos supraespinosos hasta las costillas segunda y quinta respectivamente. Es encargado de elevar las costillas superiores por lo que es inspiratorio.

 Serrato menor posteroinferior: Va desde el vértice de las apófisis espinosas D11 a L3 hasta las cuatro últimas costillas, clave en la espiración.

 Ambos se inervan por ramas de los nervios intercostales.

 Angular del omóplato: Tiene su origen en el borde vertebral y superior de la escápula y su inserción está en las apófisis transversas de las cuatro primeras vértebras cervicales. Nos ayuda a estabilizar los movimientos laterales del cuello, retador y eleva la escápula ya que la mitad de esta acción la realiza este músculo, sobre todo en movimiento lento y de resistencia.

 Esplenio: Se encuentra tapando a la parte cervical del músculo dorsal largo. Tiene su origen en las apófisis espinosas de D1-D6. Y de ahí va hacia fuera y arriba y posteriormente hacia adentro y arriba. La inserción se sitúa en las apófisis transversas de las dos o tres primeras vértebras cervicales. Permite rotación e inclinación hacia el mismo lado y también extensión o hipertensión.

MÚSCULOS ANTERIORES Y LATERALES DEL CUELLO

 Esta parte la voy a enfocar de un modo mucho más visual, claro y conciso a través de las siguientes imagenes.

 

MÚSCULOS LATERALES DE LA COLUMNA LUMBAR

 Para tener una idea general de la musculatura de la zona lumbar vemos la siguiente imagen.

 Los músculos que vamos a detallar son:

Cuadrado lumbar: Forma una línea de músculos cuadrilátera, que se extiende desde la última costilla, la cresta ilíaca y la columna. La particularidad es que se forma de tres tipos de haces musculares, los cuales se distribuyen en res planos. Permite la flexión lateral de la columna lumbar aunque es ayudado por los oblicuos mayor y menor.

 

Psoas: Es un músculo profundo de la cadera, colocado por delante del anterior, y se origina en la columna vertebral pero pasa por delante de la pelvis y se inserta en el fémur. Está inervado por varios nervios de ahí que sea el delator de dolencias en la zona. Nos permite flexión lateral en el lado que se contrae y rotación hacia el lado opuesto de la contracción.